Saray Pavón: “Cada encuentro ha de ser único”



Ha ganado el II Premio de Poesía Erótica Noches del Baratillo con su poemario Esferas, Ediciones Círculo Rojo. Esta estudiosa e investigadora de las Bellas Artes concibe la poesía como un cúmulo de expresión de vivencias propias y ajenas que funde con el resto de disciplinas por las que siente vocación: la fotografía, la ilustración, las performances… Su voz es honesta y comprometida.
Forma parte de la generación de los artistas que van de 1977 a 1991. Es hija de la Transición, pero a diferencia de los tejes y manejes que se han traído otros, ella prefiere llamar a las situaciones por su nombre, a veces de manera abierta, a veces sutilmente.
Tras tomar el café de la mañana, se inspira. Su verso y su proceso creativo comienzan a  desperezarse y fluyen, alcanzando la cima a lo largo de la tarde y de la noche. Aunque su nombre nos evoca a Sara, la mujer de Abraham, está preñada de talento, sensibilidad y descaro.  
Cómo te gusta que el lector coja tu poemario Esferas
Quizás en la tranquilidad de una habitación, aunque creo que cada uno tiene sus protocolos (o no) a la hora de leer y éstos serán los que deben marcar su ritmo. Lo importante es que se ponga cómodo, en un sitio donde le suela gustar pasear con un libro. 
Recurres a poetas clásicos como Aleixandre y Pessoa, entre otros, para introducir tu poesía. ¿Qué te aportan ellos como lectora y poeta?
Como lectora soy difícil de seducir y digamos que me suelen gustar poemas sueltos, versos,... más que obras completas; en esa línea lo que me aportan los clásicos (que no es mi etapa predilecta) serán esas selecciones de las que hablo que rescato en un blog de notas y, posteriormente, incorporo cuando encuentro un poema con el que calza. A veces, sin embargo, esas líneas serán las que me den el impulso para comenzar a escribir.
Tu cascada y tu cueva son visuales, estéticas y carnales. ¿Qué sientes cuando se funden?
Depende del momento: vulnerabilidad, exhibicionismo, seducción, placer...
¿Cómo has ido descubriendo tu estilo de aunar poesía, dibujo, diseño y fotografía?
No podría visualizar un momento preciso, no creo que haya sido un descubrimiento sino que desde que tengo uso de razón considero que casi todo, con el enfoque adecuado, está relacionado y con esa mezcla se potencia o intensifica el momento artístico, personal, ...
¿Qué son esas cosas que ciertos amantes nunca dirían?
Si las plasmase dejarían de ser un misterio, perderían atracción. Hay cosas a las que es mejor no encorsetarlas en palabras y desatarlas en la cama o cualquier otro lugar donde se encuentren los cuerpos o las ganas.
¿Cómo son las notas del piano que hacen entrar en calor a quien las toca y a quien las escucha?
Como dijo Bumbury en una canción “Todo arde si le aplicas la chispa adecuada”. A mi forma de verlo, en los encuentros entre piano y pianista, para avivar la llama de la melodía, no deben existir protocolos o pautas... Cada encuentro ha de ser único.  
¿A qué huele el cuarto de la amante en verano?
A encuentros, amor, sexo, deseo, sueños, ...
¿Qué aporta la canción de U2 It´s a beautiful day a la mañana de los amantes?
Que cuando los amantes amanecen juntos es un día hermoso, el cielo cae y sientes que es un día hermoso; porque el amor te dice “tócame y llévame a ese otro lugar”.
¿Por qué en tus versos asocias el orgasmo a la muerte?
Es un juego con La petite mort (en francés) que hace referencia a un estado después del orgasmo. También porque veo la muerte como fin y el orgasmo sería el broche de ese encuentro carnal (al menos en el hombre).
¿Qué es aquello que solo veis tú y algunos amantes?
Lo que pienso y siento, aunque, parafraseándome, mi corazón no cabe en un sólo poema.
El papel, el verso, el poema, te permiten liberarte. Por qué esa liberación es a la vez culmen de placer y fragilidad.
Porque logro salir de la jaula en la que trata de meternos la sociedad, familia o incluso nosotros mismos, pero esa exposición siempre conlleva una vulnerabilidad (al menos inicial). Ya que no es un poema guardado en el cajón sino lanzado a la calle, donde lo manosearán y tratarán de desmenuzarlo o saborearlo.
¿Qué te atrae de la mujer clásica de Shakespeare y qué de la mujer solo para adultos?
Del primer caso la delicadeza o sutileza, el rubor de los momentos previos, ése juego de velos que intensifican un posterior encuentro y del segundo caso diría que la fuerza y lo dejaría ahí, por no calentar la respuesta.
Sobre qué te gustaría hablar que no hayamos hablado.
¿QR-Codes? pienso que son el broche perfecto porque hacen que la cosa no se termine con la última página sino que puedas seguir enredándote por la sensualidad en otro medio. 

Comentarios

Entradas populares